Vendedor sonriente.

 La Felicidad

 

Todos los días al llegar la hora del almuerzo, salgo desde el trabajo rumbo a mi casa, ningún tapón, ni costo de combustible me hace cambiar la comida de mi hogar, ni la oportunidad de poder desconectarme al menos por una hora. En la ruta que hago paso siempre por la intersección Kennedy con Dr. Defillo, para doblar justo en esa esquina y mientras espero por que el semáforo cambie, como es normal un grupo de vendedores ambulantes me ofrece desde accesorios para celulares, tamboras ( si, tamboras), juegos para niños y varias frutas. Un día distraída y muerta del hambre, miro hacia mi izquierda por la ventanilla y me doy tremendo susto; había un señor  parado justo frente a mi ventana luciendo una despampanante sonrisa de oreja a oreja y ofreciendome unos lindos mangos sin decir media palabra, solo sonreía, (comprendanme no es que el señor era tan feo , no mas de lo normal, sencillamente no me esperaba ver una persona tan cerca de mi sonreir de esa manera) bien, no me quedó mas remedio que de igual manera reirme pero a carcajadas, bajé el vidrio y le digo:

-“Don, muchas gracias pero yo no como mangos, los odio ( todo el q me conoce lo sabe) y además tengo una mata inmensa en mi casa y por ser temporada de mangos, esta full y toda mi casa huele a mango, de verdad, gracias.”

– “Cómo va sei, marchantica?, pero mire que lindo tan eso manguito”

-“Si, eso veo señor, pero de verdad los odio”

– “ayy, no se preocupe marchantica que la prósima ve le vua trae una fresa lindísima.”

-“Gracias, Don!”

Luego cambió el semáforo y me marché risueña, aun recordando el vendedor con su forma tan peculiar y feliz, pero como era de esperarse, al cabo del rato lo olvidé.

Pasaron varios días en los que cruzaba por el lugar y veía al vendedor en cuestion ofrecer sus productos con su modo tan peculiar y me gozaba con eso, me parecía increíble como alguien con ese trabajo tan inestable y en pleno sol, podria sonreír de esa manera, lucir tan feliz, mientras muchos de nosotros vivimos y vemos transcurrir nuestro trabajo en muchas mejores y muy cómodas condiciones y nos mantenemos con unas caras largas, suspirando con las “ansias de la muerte” y de muy mal humor quejándonos por todo. Cuándo fue la última ves que le ofrecimos una sonrisa a alquien en nuestro trabajo? o Cuándo fué la última ves que hicimos nuestros deberes contentos y con disposicion? 

Había pasado una semana exactamente luego de mi primer encuentro con este “vendedor sonriente”, cuando estando parada en la misma intersección esperando que cambie el semáforo, me tocan el cristal y al levantar la vista vuelvo a ver la misma despampanante sonrisa que me ofrecía esta ves unas lindas fresas, Oh sorpresa!.., el vendedor me había reconocido y cumplía su promesa, de inmediato saqué mi monedero y las compré, hasta un descuento me hizo, le di las gracias y le hice saber que me hacía el día con su sonrisa, a lo que me respondió:

-“Marchantica, e que hay que ta feli por podei trabaja!”

Hay que estar feliz por poder trabajar. El lo dijo, creo que muchos deberíamos tomar esa frase como un sabio consejo, haríamos de nuestra vida una experiencia mucho mas agradable.

 

PS: El otro día pase y lo vi y pensando en este post le pedí q me dejara tomarle una foto y obviamente se frikio y no quiso, asi que tendran que conformarse con la cara de este morenito sonriente.

Anuncios

~ por Arlina en agosto 31, 2008.

2 comentarios to “Vendedor sonriente.”

  1. eso debemos conocerlo como ejemplo de humildad y sencilles, que no importa el lugar de trabajo, que lo mas importante es pensar en las cosas buenas.

    Ese señor siempre sonriendo por el solo motivo de estar trabajando(de verdad admiro a las personas con estas caracteristicas).

    Cuidate Arli….lol…

  2. WOw, me alegro de haber leído este artículo hoy lunes en la mañana, para valorar el trabajo que me queda por delante esta semana y hacerlo con amor y una sonrisa. Que gran enseñanza está escondida a veces en las personas más sencillas 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: